email marketing portazo

*Imagen: Licencia Creative CommonsCory M. Grenier

Las empresas invierten grandes esfuerzos en Internet para llegar a su público objetivo y generar relaciones duraderas. La captación de potenciales clientes figura como uno de los frentes más importantes en los que las marcas centran sus estrategias de marketing online. El principio de muchas de estas relaciones comienza con la obtención de un correo electrónico, una vía de contacto que requiere de una atención cuidada por parte de las marcas.

Las estrategias de Inbound Marketing suelen guardar un apartado destacado a la puesta en marcha de diferentes acciones orientadas a entablar esa relación más estrecha con su público potencial. Con este objetivo es importante trazar un plan de acción efectivo para llegar a los usuarios y solicitarles de una forma sutil y poco invasiva esos primeros datos, que permitan ir acortando distancias y entablando una comunicación entre usuario y empresa.

Llegados a este punto, el siguiente paso es definir qué canales y fórmulas son las más apropiadas para conseguir ese acercamiento al target de la empresa sin caer en técnicas puramente publicitarias, que suelen generar mayor desconfianza y rechazo en los internautas.

Con esta filosofía de actuación, las empresas deben tener claro que han de ofrecer siempre a su público un aliciente o valor añadido que despierte su interés y les haga rellenar esa solicitud de información con sus valiosos datos.

El contenido figura como un aliado interesante en la fidelización de usuarios

En respuesta a este modelo de actuación, la creación de un espacio de contenidos propio dentro de la página web de la empresa, en el que se genere material de interés para ese público objetivo, es una herramienta clave. Ofrecer información de valor aporta al usuario confianza en la marca, la posiciona como una fuente profesionalizada y puede ser la palanca perfecta para pedir un email de una forma aparentemente desinteresada argumentando que la finalidad, no es otra que mantener informado al usuario sobre la publicación de contenidos que puedan ser de su agrado.

La puesta en marcha de foros de preguntas en los que intervengan profesionales y en los que la única condición para que el público pueda participar sea facilitar un correo electrónico es otra vía amable para acercarse al target de la empresa y además, conocer de primera mano sus impresiones, necesidades y dudas sobre el sector en el que se asienta el negocio.

“La captación de emails es una herramienta de gran utilidad para acercarse al público potencial de una empresa y comenzar a construir una relación de confianza que acabe en la materialización de una venta”

Los datos que llegan a la empresa a través de varias vías como son los formularios de información, los procesos de compra o las consultas realizadas a través de diferentes redes sociales profesionales como Linkedin deben atenderse con cuidado. Crear una base de datos activa y actualizada es un reto importante que no se debe pasar por alto, ya que aportará en el medio y largo plazo una información valiosa sobre la relación del cliente con la empresa.

“Contar con una base de datos actualizada de correos electrónicos y diseñar acciones personalizadas que beneficien a sus integrantes es una herramienta útil para ganar posiciones ante los ojos de los futuros clientes”

Disponer de una base de datos cuidada permitirá, además poner en marcha diferentes acciones de fidelización exclusivas para esas personas que ya han tenido un primer contacto con la empresa. Una apuesta centrada en el diseño de campañas específicas en las que los integrantes de esa lista puedan beneficiarse de algunos descuentos o probar determinados productos, con el objetivo de hacerles sentir “especiales” y todo por el simple hecho de haber aportado una dirección de correo electrónico.

Las estrategias que giran en torno al email tienen de igual manera el aliciente de conseguir resultados interesantes sin necesidad de realizar grandes inversiones de dinero. Se trata de unas fórmulas económicas que bien enfocadas son poco intrusivas y permiten mantener una comunicación activa con el público y estar presentes en su mente cuando requiera de algún producto o servicio perteneciente al sector en el que opera la empresa.