Artículo invitado cortesía de Eduardo J Mejías del portal Orientador Web

¿Qué es la gamificación? Aunque puede que dicho término no esté del todo extendido entre nosotros, se trata de una técnica que ya conocemos y aplicamos en la vida diaria; destacar que lo que verdaderamente es novedoso es su ámbito de aplicación: la web 2.0.

Desde pequeños estamos acostumbrados a esta técnica sin ni siquiera saberlo. Cúantas veces nos han dicho cuando éramos pequeños “quien acabe antes de recoger sus juguetes recibirá este o aquel premio”, o en el propio trabajo, que obteniendo unos determinados resultados conseguiremos tales incentivos, incluso en la educación como elemento motivacional.

Básicamente entendemos por gamificación como el empleo de mecánicas y dinámicas de juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con el fin de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos que contienen los juegos para alcanzar hábitos y obtener objetivos. Aprovecha entre otros elementos de la psicología, la predisposición del ser humano para participar en los juegos y motivarlos.

En las propias redes sociales utilizamos una especie de gamificación cuando por ejemplo en Twitter queremos conseguir más seguidores que nuestra competencia efectuando estrategias de socialmedia marketing o más fans en Facebook. Tanto la competición como la colaboración, son inherentes al ser humano, así que la explotación de estas cualidades en otros entornos nos puede ayudar a conseguir nuestros objetivos.

Constituye una nueva y poderosa estrategia que muchas empresas las están empezando a utilizar para mejorar la productividad de sus empleados, influir y motivar tanto a personas individuales como a grupos de personas para que adopten ciertos comportamientos, integrando la web 2.0 al marketing tradicional.

Esta nueva técnica aprovecha el uso elevado de los videojuegos y su exponente adictivo, para orientarlo al marketing online, consiguiendo pasar de estar simplemente conectados a estar comprometido con el juego (engagement).

En la gamificación observamos principalmente dos acciones: la competición, el conseguir más puntos, logros, victorias que tus rivales; y la colaboración entre los distintos participantes del game.

Utilizando la gamificación instamos a los usuarios a que realicen ciertos actos a cambio de obtener a veces badges (insignias) virtuales o incluso algún premio de merchandising.

Según un estudio realizado por la Asociación española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento, el 24% de los adultos españoles juegan habitualmente con video juegos y en otro informe elaborado por la Entertainment Software Association, afirma que el 72% de los hogares norteamericanos se juega habitualmente con el ordenador o con videoconsola.

Con el boom de los smartphones y del consumo de contenidos online hace más fácil su implementación. Un ejemplo claro de gamificación en redes sociales puede ser Foursquare, introduciendo cientos de “insignias” y el componente de desafío entre usuarios que luchan por tener el primer puesto en la clasificación de check-ins (denominados mayors). En España ya cuentan con 372.000 usuarios únicos mensuales.

Game Marketing, como observatorio especializado en gamificación nos aporta que según el estudio realizado en 2012, el 82.03% de los encuestados respondieron afirmativamente a la pregunta ¿Puede captar y fidelizar clientes la gamificación?
¿Se invertirá a futuro en Gamificación?. La respuesta fue afirmativa en un 52%, negativa en 35% y ns/nc un 13%.
¿Qué tipo de empresas invertirán en gamificación? El 65.85% en empresas de menos de 50 empleados, el 26.67% en empresas de 51 a 250 empleados, el 28,57% en empresas de 251 a 500 empleados y el 30% en empresas de más de 500 empleados.

Integración con el marketing online

Hay que reconocer los procesos o actividades que queremos incentivar por muy diferentes que sean, mejorar la atención al cliente en un call center, completar las encuestas, rellenar formularios de suscripción, compras o la lectura de sitios web, aumentar las ventas en un equipo comercial, etc.. Y después aplicar las mecánicas de juego, niveles, badges o insignias, clasificaciones, etc. más adecuadas para aumentar la motivación intrínseca de nuestra audiencia objetiva acompañados de unos premios ya sean reconocimientos o regalos.

¿Cómo hacemos para que esta integración sea efectiva y perdurable?. Si volvemos a los juegos, a todo el mundo no le gustan los mismos tipos de juegos: bélicos, constructivos, árcades, etc. Igualmente tendremos que segmentar a nuestros usuarios y darles distintos niveles de juego según sean sus distintos perfiles, existen jugadores ambiciosos, triunfadores, sociables y exploradores, para esto lo mejor es ponerse en manos de los expertos en el tema, y en este caso no me refiero a un consultor marketing online, me refiero a los creadores de juegos online, para consolas, pcs, etc., son los que cuentan con la experiencia suficiente para poder asesorarnos.

Para poder llevar a cabo la aplicación práctica de la gamificación existen una serie de plataformas que nos ayudarán en tal tarea y que podemos encontrar en el mercado, como ejemplo:

Badgeville

Permite gamificar a partir de objetivos y recompensas personalizadas. Incluye multitud de ampliaciones. Es la plataforma más importante hoy en día.

Gigya
Ofrece una gran cantidad de plugins plug and play y es totalmente personalizable, lo que hace que se fácil premiar y notificar a los usuarios, fomenta la competencia amistosa en su comunidad.

Bunchball
Es una de las mejores soluciones para los equipos comerciales que utilicen la aplicación Salesforce, su web tiene multitud de recursos y la gamificación de distintos tipo de negocio.

Consiga mejores resultados en su negocio online con la gamificación. Nadie ha dicho que sea fácil, pero hay que aprovecharlo.

Artículo escrito por

Eduardo J. Mejías Diánez

www.orientadorweb.com

Origen Foto: http://www.morguefile.com/archive/display/174455