En la actualidad, nunca podemos dar una Web por concluida. Es cierto que los aspectos de diseño o programación de un portal pueden estar terminados. En cambio, las labores de mantenimiento, actualización y adición de nuevos contenidos no pueden detenerse. Una Web es como una tienda que siempre tiene que estar cambiando su escaparate con nuevos productos para generar el interés de su público objetivo.

Algunas de las ventajas que podemos obtener a la hora de escribir nuevos contenidos en nuestra Web son:

–    La presencia continua de nuevos contenidos es, en sí misma, un factor que juega a nuestro favor para escalar puestos en los buscadores. En efecto, las páginas que aportan contenido nuevo y original sobre un tema en particular suelen desbancar a las páginas de temática similar que no han sufrido modificaciones en mucho tiempo.
–    Con la inserción de nuevos contenidos, se comunica una imagen de empresa moderna y que siempre se está actualizando
–    Se genera una mayor fidelización. El usuario al ver que el portal publica nuevos contenidos siente la necesidad de suscribirse a él o visitarlo con una mayor frecuencia para no perderse las novedades.

Si cree que no hay contenido de interés que añadir a su Web, piénselo de nuevo. Por ejemplo, si tiene un portal inmobiliario enfocado a los compradores ingleses ¿Tiene información sobre el estilo de vida mediterráneo? ¿Sobre la posibilidad de encontrar colegios angloparlantes en las inmediaciones? ¿Sobre si le resultará más fácil solicitar una hipoteca en España o en el Reino Unido? ¿Sobre las posibilidades de trabajo o de iniciar un nuevo negocio y los requisitos para hacerlo? ¿Sobre la apertura de esa nueva ruta aérea de bajo coste desde el cercano aeropuerto hasta su ciudad natal?
Muchos portales de comercio electrónico se parecen a un supermercado en el que no hay ningún dependiente. La información de valor añadido sobre los productos a la venta es nula. Los comercios electrónicos de mayor éxito son aquellos que incorporan un mayor caudal de contenidos de valor añadido (opiniones, comparativa, recomendaciones, listados de productos relacionados, etc.)

A continuación veremos con más detalle las típicas secciones de contenidos que pueden aumentar la relevancia web:

Creación de una sección de noticias

Es la forma más utilizada de crear contenidos habituales y de valor añadido para el posicionamiento en buscadores de nuestro site. Crear una sección de noticias destinada a actualizar los contenidos del site y aumentar el número de palabras clave con las cuales podemos competir es una estrategia de las más recomendadas. Además una Web con noticias actualizadas da una imagen muy profesional.

Busque noticias de su sector o mercado y redacte una nueva noticia con esa fuente de información. No “copie y pegue” las noticias que encuentra por la red. Los buscadores penalizan las páginas Web que poseen contenidos duplicados. Tome otras noticias como fuente para crear su propia noticia. No se limite a redactar noticias corporativas donde solamente hable de su empresa. Quien busca su empresa ya conoce su nombre. Redacte noticias ricas en palabras clave populares en su sector.

Creación de una sección de Consejos

Redactar consejos prácticos en nuestra página Web es una carnada perfecta para atraer la mirada de los buscadores. Al día de hoy es grandísima la cantidad de consultas que hacen los usuarios a través de las típicas expresiones que denotan la búsqueda de un consejo. Frases como ¿Cómo se hace…?. ¿Cómo comprar un…?. ¿Qué es un?, ¿Cuál es el mejor…? son utilizadas en gran medidas por nuestros potenciales clientes.

No siempre los usuarios están buscando un servicio en específico. En muchas ocasiones buscan la solución de una necesidad. Por ejemplo, alguien que desee una alarma contra robos puede buscar información en la Web acerca de “cómo dejar segura mi casa en vacaciones” o “cómo evitar que te roben la casa”. Si usted en su portal de servicios de instalación de alarmas inserta una sección de consejos sencillos de “cómo reducir el riesgo de robo de su casa en vacaciones” fidelizará al potencial cliente y el día que desee comprar una alarma contra robos, su empresa será la primera opción de compra.

Creación de un blog o foro

Los blogs o foros suelen ser aplicaciones dentro de una página Web que generan la creación de contenidos relevantes por parte de terceros.

En el caso de los blogs se puede escribir un artículo interesante sobre alguna temática relacionada con nuestro negocio y dejar que los visitantes de la Web escriban sus comentarios opinando sobre el artículo en cuestión. En este caso los comentarios se convierten en nuevos contenidos que mejoran el posicionamiento en buscadores de nuestro portal.

Un foro funciona prácticamente igual. Los usuarios pueden plantear opiniones o preguntas que son respondidas por otros usuarios. De esta forma se obtienen nuevos contenidos generados por terceros que vienen bien para el posicionamiento en buscadores.

Página de Preguntas frecuentes o glosario de términos

Las preguntas frecuentes históricamente han sido una de las secciones más olvidadas a la hora de diseñar un sitio Web. Teniendo en cuenta que además ayudan a que un visitante se convierta en cliente, su papel dentro del posicionamiento en buscadores es tremendamente relevante. Por lo general, la redacción de las preguntas frecuentes sigue la sintaxis típica de una pregunta, como por ejemplo ¿cómo hacer…?,  ¿cómo comprar…?, ¿Qué datos necesito para…?, etc..

Otra técnica muy efectiva es hacer páginas de definiciones de relacionadas con nuestros negocio. Sobre todo para aquellos sectores donde se utilice una terminología un tanto sofisticada es recomendable crear una sección de glosario de términos donde cada definición sea una página independiente llena de contenido relevante.

Conclusión

Analice su sitio Web e identifique el formato de nuevos contenidos que necesita. Considere que contenidos pueden ser la carnada perfecta tanto para los usuarios como para los buscadores y comience a redactarlos. A medida que su página crece en contenidos también crecerá en clientes.