copywriting

¿Te has planteado la importancia que tienen las palabras en tu estrategia de marketing online? ¿Estás redactando tus contenidos pensando en el usuario?

Porque, a pesar de que vivimos en lo inmediato, las palabras permanecen. No se las lleva el viento.

En el post de hoy, hablaremos de contenidos para la web y del copywriting. Para ello tengo el placer de traer una experta en este campo. En este post tenemos los sabios consejos de Lupe Calvo, copywriter profesional. En su blog www.lupecalvo.com/blog escribe sobre cómo escribir para convencer y vender.

Pues nada, vamos al lío. Vamos con los buenos consejos para aplicar una copywriting efectivo en nuestro sitio web…

—– Lupe Calvo al micrófono —-

Como ves, hoy toca hablar de copywriting, de palabras y de cómo utilizarlas en tu web. Porque tanto como qué dices importa cómo lo dices.

Las cuestiones clave del copywriting 

En este post te cuento las que para mí son las principales claves del copywriting:

  1. Determinar quién es tu cliente ideal
  2. Saber cómo puedes ayudarle a tu cliente
  3. Hablarle de modo que te entienda
  4. Demostrarle que eres de fiar
  5. Emocionarle y llegarle al corazón

Pero antes de explicarte estas cuestiones clave, déjame que te cuente qué es el copywriting.

El copywiriting es una técnica de escritura que ya se aplicaba al  marketing y a la publicidad para convencer a los clientes, incluso antes de que existiera internet.

Explicado de manera sencilla, copywriting es elegir las palabras precisas para hacer saber a tus clientes que tu producto o servicio les va a facilitar la vida.

Es expresar cómo puedes ayudarles.

Es redactar para persuadir.

Es, en definitiva, escribir de manera que tu mensaje se entienda, tus textos enganchen, y tus palabras convenzan al lector para que haga algo que tú previamente has determinado: te lea, te compre o te deje un comentario.

 #1. Determina quién es tu cliente ideal

Precisar a quién te diriges, quién es tu cliente ideal, es una de las primeras cuestiones importantes del copywriting y para mí el punto de partida. Porque el verdadero protagonista de tu página no eres tú, ni tu producto, sino tu lector, tu cliente ideal.

De ahí que siempre tengas que escribir pensando en el lector.

Por eso, antes de ponerte manos a la obra, tienes que identificar para quién escribes, quién es tu público.

Y para poder dar con las palabras adecuadas tienes que conocer muy bien a tu público, saber cuáles son sus inquietudes, qué le interesa.

 Tú eres un solucionador de problemas 

 #2. Dile cómo le vas a ayudar

Tu cliente ideal llega a ti buscando una solución para sus problemas o queriendo mejorar su vida de alguna manera. Por eso tú tienes que ofrecerle soluciones.

Así, el contenido que ofreces en tu página tiene que adecuarse a esto e intentar satisfacer una necesidad o resolver un problema de tu potencial cliente.

Tienes que decirle qué va a obtener si utiliza tu producto o servicio. Tienes que expresarle cuáles van a ser los resultados que va a obtener gracias a ti. Es decir, tienes que ofrecerle beneficios. Esta es la segunda cuestión importante en el copywriting.

Por eso dile cómo va a mejorar su vida, qué va a ganar, qué deseo va a satisfacer.

Para que la gente se quede en tu página, las palabras tienes que ofrecerle al lector un beneficio.

¿Cómo?

Demuestra los beneficios que ofreces y dile por qué tiene que comprártelo.

#3. Escribe de manera sencilla y clara

Importa el qué, pero también el cómo.

En internet se trata de que escribas de manera que las personas puedan entender a la primera lo que escribes. Por eso tienes que adecuar el mensaje a tu cliente.

Ten en cuenta que el usuario rara vez lee los textos completos en internet. Y es que en la pantalla la gente escanea buscando elementos que llamen su atención. Por eso hay que escribir de manera sencilla para que encuentre las cosas fácilmente.

Algunas pautas de copywriting que puedes tener en cuenta para escribir de manera clara y sencilla en tu web:

  • Utiliza títulos que se entiendan por sí solos
  • Simplifica las palabras y ve directo al grano
  • Sustituye las palabras técnicas y rebuscadas por otras sencillas
  • No uses metáforas porque el lector puede que no capte lo que tú quieres decirle
  • Divide los textos largos y agrupa el contenido
  • Redacta párrafos cortos (de dos o tres frases) y directos
  • Combina frases cortas y largas para generar ritmo
  • Reduce el texto a la mitad de lo que escribirías en una publicación en papel

Otra razón para escribir de manera clara es que las personas confían más en lo simple que en lo complejo.

 Haz que confíen en ti 

#4. Ofrécele credibilidad

La mayor parte de los usuarios, antes de comprar, hacen búsquedas relacionadas con el producto o servicio que les interesa. Y para que se fíen de ti tu página tiene que ser creíble.

También en internet la confianza es esencial.

¿Cómo puedes ofrecer credibilidad?:

  • Los usuarios no se creen los mensajes exagerados y quieren hechos concretos. Por eso, di la verdad
  • Utiliza palabras precisas. Piensa en todos los significados que puede tener cada palabra
  • Si utilizas adjetivos procura que sean ayuden a destacar tu contenido (nuevo, básico, gratis…). Evita los calificativos porque tienen mayor carga de subjetividad (extraordinario, maravilloso…)
  • Para generar confianza, no hay nada comparable a que sean tus clientes quienes hablen de tu negocio. Por eso, incluye el testimonio de tus clientes

Recuerda que los usuarios detestan los mensajes publicitarios exagerados y que el exceso te hace perder credibilidad.

¿Sabías que escribir de manera sencilla y sin rodeos hace que confíen más en ti?

#5. Emociónale

Que simplifiques tu mensaje (como has visto en el punto 3) no quiere decir que no hagas sentir y que no emociones.

Todo lo contrario.

Porque en copywriting se trata de encontrar esas palabras que te hagan conectar de manera emocional con tus clientes.

El secreto está en encontrar las palabras que te lleven directo al corazón del usuario.

Así que háblale al lector de:

  • Sueños
  • Esperanzas
  • Ambiciones
  • Deseos

 

Y recuerda lo que decía el experto en marketing Andy Stalman: “la gente no quiere comprar productos, quiere consumir experiencias”.

Pregúntate qué experiencia ofreces y plantea tu producto o servicio como una experiencia de la que tus clientes quieran formar parte y con la que se sientan especiales.

Recuerda que el cliente cuando llega a tu página se pregunta: qué hay aquí para mí.

El éxito de tu web depende de que tu cliente encuentre con facilidad lo que busca.

¿Qué importancia das a las palabras en tu web?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies